Hotels Dunkerque

Dunkerque es una ciudad de contrastes: historia y modernidad, naturaleza e industria, urbanismo y dunas, museos y solitarias playas, gastronomía y compras… Disfrute de todo ello durante su estancia

Dunkerque, conocida como el Flandes francés, es una ciudad portuaria de la región de Norte-Paso de Calais, a sólo diez kilómetros de la frontera belga. Con más de 70.000 habitantes en la actualidad, históricamente se la disputaron en distintos momentos las coronas de Francia, Inglaterra y los Países Bajos. Desde el 17 de octubre de 1662 pasó a ser francesa. Sufrió mucho durante las dos guerras mundiales, quedando destruído el 80% de ella por culpa de los bombardeos alemanes. En 1940 fue el escenario de la afamada Operación Dinamo y tras la II Guerra Mundial fue reconstruida y se volcó sobre su propio desarrollo industrial.

Hoy, lo que en el siglo XI no era más que una iglesia construída sobre una duna, se ha convertido el tercer puerto de Francia en cuanto a tráfico de mercancías: petróleo, acero y contenedores sobre todo. Pero no todo es industria o actividad portuaria: son muchos sus atractivos y entre estos destacan su carnaval -calificado como uno de los más animados y famosos del país galo-, su moderno y ecológico diseño urbanístico, algunos museos de primera fila y monumentos como el Campanario de San Eloy, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.